¿Los niños mexicanos están preparados para los trabajos del futuro?
enero 6, 2020
Los márgenes de USMCA continúan
enero 13, 2020
Show all

México y el Comercio Electrónico

México tiene el segundo mercado de comercio electrónico más grande de Latinoamérica después de Brasil, representando el 30% de las ventas en la región, y se espera que crezca un 56% para 2022.

Con más de 70 millones de teléfonos inteligentes, un tercio de sus consumidores prefieren comprar mediante este medio. Además, el principal grupo demográfico de usuarios de smartphones tiene entre 18 y 34 años, lo que refleja la disposición de la generación más joven para adoptar el eCommerce y el mCommerce y trazar el curso del crecimiento económico del país.

Pese a que México se encuentra entre los 10 principales países a nivel mundial para el comercio electrónico, la nación aún no está a niveles de economías como Estados Unidos y Reino Unido.

Uno de los principales desafíos para el desarrollo del comercio electrónico en México es la banca. La habilitación de métodos de pago alternativos desbloqueará mayores oportunidades de crecimiento para el floreciente sector de comercio electrónico de México.

En 2018, las tarjetas de crédito siguieron siendo el método de pago más popular para el comercio electrónico, representando el 29.9% de las compras, seguidas de las tarjetas de débito con el 23.9%.

Sin embargo el factor clave en el comercio electrónico es la seguridad. Cuando se trata de hacer pagos en línea, la seguridad es el principal motivo de preocupación entre los mexicanos.

Según la Asociación Mexicana de Ventas en Línea, el 34% de los consumidores mexicanos ha sido víctima de fraude en línea o contracargo en el último año.

Mientras tanto, más del 25% de los clientes ven la falta de seguridad como su principal razón para abandonar una compra en línea y el 28% no haría una compra si un sitio no se considera seguro.

Esta demanda de seguridad ha dado lugar a debates sobre la introducción de tecnologías de vanguardia como la biometría y las opciones de autenticación de pago, como el reconocimiento de huellas digitales. Sin embargo, el acceso a la tecnología biométrica dentro de México aún es limitado en comparación con mercados como Europa y Estados Unidos.

Otra área importante a considerar es la logística. Uno de los beneficios de comprar en línea es la velocidad de entrega, sin embargo, según el Banco Mundial, México ocupa la posición 51 de 167 en el Índice de performance logística, lo que indica que con capacidades logísticas mejoradas, México podrá fortalecer aún más su sector de comercio electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *