Nuevos mercados en Asia para la agroindustria mexicana

Reordenamiento de la Economía con la Regionalización de las Cadenas de Suministro
junio 5, 2020
China en Latinoamérica, ¿la oportunidad del siglo?
junio 12, 2020
Show all

Nuevos mercados en Asia para la agroindustria mexicana

La política comercial de los países debe adaptarse de manera rápida y efectiva a un entorno internacional cada vez más complejo, en el que sus vínculos comerciales y de inversión no pueden depender de un solo país o región. Asia representa oportunidades —lo mismo que retos— para las empresas exportadoras mexicanas que tradicionalmente realizan negocios con Norteamérica y Europa, y buscan ampliar sus horizontes.

Una Zona Libe Económica Especial pueden ser hasta cinco ciudades en una zona de tratamiento fiscal especial, es como si fuera un territorio dentro de otro país. Es una zona virtual donde no se pagan los impuestos a los productos hasta que no se incorporan a la economía. Dentro de una Zona Económica Especial puede haber Zonas Libres o Zonas Francas. La diferencia entres estas dos últimas no existe, cada país la nombra de acuerdo con su legislación propia.

En México tenemos un decreto de enero de 2018 donde la Zona Franca se reconoce para la frontera norte del país. Desafortunadamente lo único que tenemos es ese decreto, se ocupa trabajar todavía con los especialistas nacionales e internacionales para desarrollar y diseñar el proyecto, teniendo en cuenta la regionalización y las ventajas que tenemos en nuestra vinculación con el comercio internacional. Con este documento se crean las bases que dan lugar a que trabaje cualquier otro organismo empresarial y personas de la iniciativa privada para comenzar a proponer que se facilite la implementación de este decreto.

En el 2018 tuvimos la oportunidad de participar en la Primera Feria Internacional de Importaciones celebrada en China. En el evento los asistentes promovían cualquier producto de consumo relacionado principalmente con alimentación para vender a China. Pero pensando en la gran cantidad de población en el país asiático y su consumo, por ejemplo, ¿qué pasará si nos pidieran una orden de 100 contenedores de aguacate? No tendríamos la capacidad de surtirlos.

¿Dónde está México? ¿Qué puede hacer América Latina? En América Latina necesitamos crear clúster de producción agrícola, de alimentos procesados que le den valor agregado a la materia prima para vender en Asia.

Según datos del Consejo Nacional Agropecuario los trabajadores del campo son un universo de alrededor de 7 millones jornaleros y trabajadores agrícolas, cerca de 1 millón de personas laboran en el eslabón de la cadena de la agroindustria y los otros 6 millones son trabajadores agrícolas de actividad agropecuaria, pesquera y pecuaria.

El sector agroindustrial es clave en el desarrollo de cualquier país, no solo por el hecho de que garantiza la supervivencia de sus habitantes, sino porque, además, su desempeño está directamente relacionado con el Producto Interno Bruto (PIB) de las naciones.

En México, por ejemplo, dicho sector contribuyó con 8.5% del PIB en 2017, gracias a su capacidad de generar empleos –7.5 millones de personas, equivalentes a 15% de las plazas formales– y divisas, de acuerdo con datos de la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca (actualmente Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural) y del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

La agroindustria mexicana tiene nuevos mercados en Asia con un panorama alentador. Todo será cuestión de mantener la inversión, implementar tecnología de vanguardia y contar, a largo plazo, con un eje de políticas públicas para cuidar la sostenibilidad de la producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *