Reordenamiento de la Economía con la Regionalización de las Cadenas de Suministro

Adiós al libre comercio. Hola al comercio administrado
junio 2, 2020
Nuevos mercados en Asia para la agroindustria mexicana
junio 11, 2020
Show all

Reordenamiento de la Economía con la Regionalización de las Cadenas de Suministro

A nivel global, la importancia de la industria automotriz en las economías nacionales y su papel como propulsor para el desarrollo de otros sectores de alto valor agregado, han provocado que diversos países tengan como uno de sus principales objetivos el desarrollo y/o fortalecimiento de esta industria. México no es la excepción, pues la industria automotriz ha representado un sector estratégico para el desarrollo nacional.

En lo que va del presente siglo la industria automotriz mexicana ha captado más de 40,000 millones de dólares (mdd) de Inversión Extranjera Directa (IED) por lo que representa un importante motor en la actividad económica del país. La IED acumulada entre 1999 y 2018 del sector de autopartes junto con el automotriz fue de 62.267 millones de dólares, el mayor monto sectorial en el país, según la Secretaría de Economía. Más del 80% de los coches fabricados en México se exportan a otros países, alrededor de dos tercios de éstos a Estados Unidos. El sector automotriz genera un total de 1,9 millones de empleos.

Con la pandemia de coronavirus la industria de autopartes es una de las que más afectada se ha visto. Las inversiones futuras en este sector serán diferentes. La Regionalización de la fabricación será más patente. Las grandes empresas multinacionales buscarán llevar la fabricación deslocalizada hacia muchos países. Ahora tienden a hacer una reingeniería de las cadenas de suministro de manera global.

Al regionalizar la producción van a tomar en cuenta factores de sostenibilidad y armonización internacional entre fronteras de países para establecer medidas sanitarias y de bioseguridad de manera regional. Vamos a ser sujetos a una evaluación menos macroscópica y más microscópica. Esto va a implicar que todos los factores y de servicios sean más eficientes, educados y productivos al mismo tiempo.

La industria de autopartes en México es pieza importante del sector manufacturero del país. Durante los últimos años, se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos y participa con una proporción importante de las exportaciones no petroleras. El sector alcanzó en el 2018 su mayor participación en la economía de los últimos 24 años al representar el 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB), mayor que el 1,5% que tenía en 1994, cuando inició el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

México es el primer productor de automóviles en América Latina desde 2014. El desarrollo de esta industria ha contribuido a que el país se convirtiera en 2018 en el sexto productor mundial de vehículos y el cuarto exportador. Mientras que, en autopartes, ese mismo año, se posicionó como el quinto productor mundial, con un valor de 92 mil millones de dólares, por detrás de China, Estados Unidos, Japón y Alemania. En este año se estima producir más de 5 millones de unidades anuales y ser el quinto productor a nivel mundial.

La industria de autopartes está valorada en USD 400.000 millones a nivel mundial, de los cuales China exporta más de USD 70.000 millones en partes y accesorios automotrices cada año. Pero debido al brote de coronavirus estos envíos se han visto interrumpidos, ya que el gobierno chino puso en cuarentena la provincia de Hubei epicentro de la infección, deteniendo así la producción industrial de la región que en gran medida se dedica a la manufactura de todo tipo de componentes automotrices.

La cadena de valor automotriz es, sin dudas, una máquina que produce vehículos de forma rápida y eficiente, utilizando técnicas de manufactura especializadas. La alta complejidad de su cadena y su globalización la hace especialmente susceptible a este tipo de disrupciones. Las empresas más vulnerables a resentir el impacto que ha generado el brote de coronavirus son aquellas que no han desarrollado una cadena de proveeduría en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *