Reforzar las Reglas de Origen del TLCAN podría fallar

¿Qué tan grande es la economía de China? Big Mac sugiere que la economía de China es más grande de lo que piensa el Banco Mundial
julio 22, 2020
Show all

Reforzar las Reglas de Origen del TLCAN podría fallar

El TLCAN permite a Estados Unidos, Canadá y México comerciar entre ellos sin pagar impuestos de importación conocidos como aranceles.

Como cualquier TLC, el TLCAN tiene reglas de origen.

Estas reglas requieren que un bien tenga cierta cantidad de contenido hecho por los países socios para recibir beneficios de TLCAN.

El equipo comercial de Trump quiere reforzar las reglas de origen del TLCAN para requerir aún más contenido originario de la región.

El objetivo declarado es asegurar que los fabricantes ajenos al territorio de Norteamérica no estén recibiendo injustamente el descuento del TLCAN por enviar productos a EE. UU a través de Canadá o México.

¿Entonces, por qué podría fallar el reforzar estas reglas? Toma el ejemplo de un auto hecho en México.Ahorita, para que un auto terminado sea libre de arancel aduanero, TLCAN requiere que el 62.5% del valor del auto sea producido en Norteamérica, lo cual ya es bastante alto en comparación con TLCs de otras regiones. Si el auto tiene menos que esta cantidad, todavía puede ser exportado a EE. UU, pero enfrentará un arancel aduanero de 2.5% cuando ingrese por fronteras de EE. UU

Supuestas reglas fueron reforzadas para que el 70% del valor del auto tenía que ser originario de la región para calificar para trato libre de arancel aduanero.

Con ese incremento, el contenido de bienes norteamericano, no necesariamente.

Si cuesta más comprar esas partes adicionales en la región, los fabricantes mexicanos pueden optar por otra opción: encontrar partes más baratas de otras regiones, como Asia o Europa y simplemente exportar el auto a los EE. UU con el arancel de 2.5%

Es una decisión de negocios fácil si comprar las partes dentro de la región aumenta el costo del auto más por más del 2.5% del arancel. Las compañías buscarán partes en otros lugares.

Comerciar a través del arancel en lugar del TLCAN les da flexibilidad completa en sus decisiones de externalización. Ellos incluso ahora podrán exportar un auto hasta con mucho menos contenido regional que lo que demandaba la regla anterior e incluso las compañías de los autos tampoco tendrían la carga de rastrear el origen da cada parte hasta el último punto decimal para cumplir con las reglas del TLCAN.

Así que, hacer más estrictas las reglas de origen, podría hacer precisamente lo contrario del objetivo de la administración, y resultar en menos contenido norteamericano y falta de nuevos empleos americanos. Sí hay una mejor manera: reducir y simplificar las reglas de origen. Con mercados más libres, los fabricantes norteamericanos podrían producir bienes más baratos, y ser más competitivos con otros países.

Simplificar las reglas de origen también reduciría costos administrativos. Personas alrededor del mundo comprarían más bienes norteamericanos, lo cual permitiría a las compañías contratar más empleados.

Simplificando las reglas de origen, la administración podría dar a los productores más incentivos para fabricar en la región, trayendo consigo beneficios para compañías, trabajadores y consumidores americanos. Habla Carolyn Freund, con el Instituto Peterson para la Economía Internacional

Fuente: https://www.piie.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *