Las exportaciones se frenan y las reservas de carnes aumentan

La primavera, ¿temporada de la esperanza?
marzo 3, 2020
El precio del transporte
marzo 7, 2020
Show all

Las exportaciones se frenan y las reservas de carnes aumentan

Un exceso de carne en los Estados Unidos satura los almacenes del país con pollo, cerdo y carne de res. Las instalaciones de almacenamiento en frío estadounidense se copan de las reservas de estos alimentos, destinadas a las exportaciones hacia los mercados afectados por el brote de coronavirus.

Según el Departamento de la Agricultura de Estados Unidos (USDA), la cantidad de carne de cerdo almacenada aumentó un 11% en comparación con enero de 2019; mientras que, la cantidad de pollo creció en un 12% durante el primer mes del año, el nivel más alto registrado en enero.

Los criadores de cerdos estadounidenses han aumentado la producción, y las compañías de pollos han estado criando aves más gordas. Las exportaciones estadounidenses de carne a China aumentaron a fines de 2019, con más carne de cerdo estadounidense enviada al país en noviembre y diciembre que en todo 2018.

Las compañías que operan almacenamiento en frío se esfuerzan por contar con la disponibilidad que demandan proveedores, compañías de carne e incluso otros centros de almacenamiento para acopiar el exceso de productos. Por otro lado, la acumulación de suministros pone en apuros a los empacadores de carne, que trabajan las 24 horas en temperaturas de cero grados, empacando la carne destinada a China y otros mercados asiáticos.

El USDA proyecta que la producción de carne roja aumentará 2.9% este año y se estima que la producción avícola crecerá 3.9%. El dólar estadounidense es otro desafío. La propagación del virus ha llevado a los inversores hacia activos de menor riesgo, elevando esta moneda y haciendo que la carne producida en EE. UU. sea más cara en comparación con los productos competidores de otros países.

La industria naviera perderá 1.7 millones de teu en volúmenes debido a la propagación del coronavirus más allá de las fronteras chinas. Se estima que los transportistas están perdiendo alrededor de 350 millones de dólares a la semana en ingresos combinados debido a la cantidad de viajes en blanco.

En la ruta comercial Asia-Europa, se han anunciado 10 salidas canceladas más, además de 51 viajes vacíos relacionados con el nuevo año, lo que representa una reducción de capacidad de 151.000 teu. Ya se está volviendo cada vez más difícil obtener contenedores vacíos, particularmente cajas especializadas, y algunos transportistas incluso dejan de reposicionar contenedores vacíos desde ubicaciones interiores a puertos.

Este hecho es un claro ejemplo de cómo se ven afectadas las cadenas de suministros por causa del patógeno, y la necesidad de tomar alternativas en temas logísticos y de seguridad de riesgo para mantener la calidad de los productos y afrontar los gastos extras de almacenamiento y transporte, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *